sábado, 24 de mayo de 2014

¿Podría un fotón viajar por el tiempo a través de un agujero de gusano?

Agujero de gusano

Las leyes de la física han eliminado básicamente toda esperanza de una abertura de agujero de gusano que nos permita viajar en el tiempo ... a menos que seas un fotón. Luke Butcher, de la Universidad de Cambridge, ha escrito un artículo que describe una forma potencial de obtener un agujero de gusano  que podría mantenerse abierto el tiempo suficiente, como para permitir que un fotón pase a través. El documento ha sido enviado a la revista Physical Review D y ha sido publicado en arXiv.org en formato de acceso abierto.



Los agujeros de gusano fueron sugeridos por primera vez por Albert Einstein y Nathan Rosen en 1935. Esencialmente, es un remolino hipotético que actuaría como una vía de paso que permitiría a un viajero escapar de los confines del continuo espacio -tiempo. Mientras que un agujero de gusano podría conducir a un universo paralelo, también podría doblarse y dar lugar a un nuevo punto el espacio -tiempo en nuestro  universo actual. Sin embargo, los agujeros del gusano son muy inestables y es muy posible que no se mantenga abierto el tiempo suficiente como para ser atravesado.

Los físicos comenzaron a preguntarse qué podrían utilizar para estabilizar el agujero del gusano y mantenerlo abierto. En 1988, un equipo del Caltech sugirió que la energía negativa podría ajustarse a estas necesidades. Así como la energía positiva puede atraer la materia y mantener el agujero del gusano cerrado, la energía negativa podría tener los efectos opuestos y repeler la materia, manteniéndolo abierto.

Así comenzaron a explorar la idea de utilizar la energía de Casimir como fuente de energía negativa para estabilizar el agujero de gusano. En el vacío (como en el espacio) las placas lisas paralelas que se encuentran cerca una de la otra, se someten a los efectos cuánticos que atrapan la energía (ya sea positiva o negativa, dependiendo de las circunstancias) entre ellas. Una vez que el cortex del agujero de gusano haya comenzado y se haya agregado la energía negativa en su centro, mantendría el agujero abierto y retardaría su colapso.

Sin embargo, todavía existe un problema más: el propio agujero de gusano sería minúsculo, y aún cuando existiera un agujero de gusano, los seres humanos aún no podríamos cruzarlo porque no sería lo suficientemente amplio. Butcher pensó que, si bien los seres humanos no podríamos pasar a través, los fotones podrían.

Butcher hizo nuevos cálculos, y su nuevo diseño debería ser capaz de mantener un agujero de gusano abierto, pero tendría que ser muy largo y muy estrecho. Tampoco hay una buena manera de conseguir que la energía negativa esté en el lugar correcto, ya que la densidad de la energía de Casimir renormalizada sería cero. "Sin embargo, la energía negativa Casimir permite que el agujero de gusano se colapse muy lentamente, y este tiempo crecería ilimitadamente a medida que aumente la longitud de la garganta", Butcher escribió en el periódico. "Encontramos que la garganta se cierra lo suficientemente lento que su región central puede ser atravesada de manera segura por un pulso de luz".

Incluso si los cálculos de Butcher fueran correctos y fuese capaz de mantener un agujero de gusano abierto el tiempo suficiente para que un fotón le atraviese, aún estamos lejos de que el viaje en el tiempo se haga realidad. Este experimento sólo trata del primer paso, crear y estabilizar un agujero de gusano, pero no trata de lo que le sucedería a una persona o un fotón una vez dentro de el.






No hay comentarios :

Publicar un comentario