martes, 6 de mayo de 2014

Arqueólogo israelí asegura haber encontrado la ciudadela del rey David


Eli Shukron

Un arqueólogo israelí dice haber encontrado la legendaria ciudadela capturada por el rey David en su conquista de Jerusalén, reavivando un largo debate sobre el uso de la Biblia como una guía de campo para la identificación de las antiguas ruinas. El artículo fue publicado por Associated Press.

El reclamo de Eli Shukron, como muchos otros en el campo de la arqueología bíblica, se ha topado con la crítica. Esto se une a una serie de anuncios hechos por otros arqueólogos israelíes diciendo que han desenterrado palacios del rey bíblico legendario el cual es venerado por la religión tradicional judía por haber establecido a Jerusalén como el centro de la ciudad santa, pero que han hecho caso omiso a los historiadores que buscan evidencias claras de su existencia y reinado.


El conflicto palestino-israelí de hoy en día también está envuelto en el tema. La excavación que ha costado 10 millones de dólares, y que ha sido abierta a los turistas el mes pasado, tuvo lugar en un barrio árabe de Jerusalén y fue financiada por una organización que alberga a judíos en hogares custodiados en las zonas árabes de Jerusalén oriental, en un intento de evitar que la ciudad se divida. Los palestinos reclaman el este de Jerusalén, capturado por Israel en 1967, como la capital de un futuro Estado independiente.

Shukron, que excavó en la Ciudad de David, durante casi dos décadas, dice que hay una fuerte evidencia que apoya su teoría.

"Se trata de la ciudadela del rey David, se trata de la ciudadela de Sion, y esto es lo que el rey David tomó a los jebuseos," dijo Shukron que recientemente dejó la Autoridad de Antigüedades de Israel para trabajar como profesor y guía turístico. "Podemos comparar el sitio con la Biblia a la perfección."

La mayoría de los arqueólogos en Israel no discuten que el rey David fue una figura histórica, y una referencia escrita a la "casa de David" fue encontrada en un sitio arqueológico en el norte de Israel, pero los arqueólogos están divididos acerca de la identificación de esos sitios en Jerusalén.

La excavación de Shukron, que comenzó en 1995, descubrió una fortificación masiva de piedras de 5 toneladas apiladas en 21 píes (6 m) de ancho. Unos fragmentos de cerámica encontrados ayudaron a fechar los muros de la fortificación con una antigüedad de 3800 años. Son las paredes más grandes que se encuentran en la región desde antes de la época del rey Herodes, el ambicioso constructor que amplió el complejo del Segundo Templo judío en Jerusalén, hace casi 2100 años. La fortificación rodea un manantial de agua que se piensa ha protegido la fuente de agua antigua de la ciudad.

Ronny Reigh, colaborador de Shukron hasta el año 2008, no está de acuerdo con la teoría. Cree que no es posible llegar a conclusiones definitivas sobre la conexión de este hallazgo con la Biblia sin una evidencia arqueológica más directa.

Las declaraciones de Shukron provocaron debates sobre el uso de la Biblia como una guía de campo, algunos críticos aseguran que muchos arqueólogos están ansiosos por excavar para verificar la narración bíblica pero otros no ven la conexión entre estos hallazgos y la Biblia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario