sábado, 10 de mayo de 2014

Han identificado el primer "hermano" del Sol

HD 162826

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en Austin, ha identificado el primer "hermano" del Sol, una estrella que es casi seguro que nació a partir de la misma nube de gas y polvo que nuestra estrella.

Los métodos del director de la investigación, Ivan Ramírez, ayudarán a otros astrónomos a encontrar otros "hermanos solares", trabajo que podría conducir a una comprensión de cómo y dónde se formó nuestro Sol y como nuestro sistema solar se convirtió en una fuente de vida. El trabajo será publicado en la edición del 1 de junio en The Astrophysical Journal.


Éstos "hermanos solares" podrían albergar planetas que a su vez podrían contener vida por tanto dichas estrellas se convierten en candidatos clave en la búsqueda de vida extraterrestre. La estrella descubierta llamada HD 162826 es 15% más grande que el sol, ubicada a 110 años luz de distancia en la constelación de Hércules. La estrella no es visible a simple vista pero se puede detectar fácilmente con binoculares de baja potencia, no muy lejos de la brillante estrella Vega.

El equipo identificó esta estrella mediante el seguimiento de 30 posibles candidatos, aunque son varios los grupos de todo el mundo en busca de estos hermanos solares. El equipo de Ramírez estudio 23 de estas estrellas con el telescopio del observatorio McDonald, y las estrellas restantes (visibles sólo desde el hemisferio sur) se hicieron con el telescopio Magallanes en el observatorio Las Campanas en Chile. Todas estas observaciones utilizaron la espectroscopía de alta resolución para obtener una comprensión más profunda de la composición química de estas estrellas.

No obstante se necesitan varios factores para realmente determinar que esta estrella sea un hermano solar, además de los análisis químicos se necesita estudiar las órbitas de las estrellas, donde han estado y hacia dónde van en su camino alrededor del centro de la Vía Láctea. Si bien el hallazgo de un solo hermano solar es intrigante, Ramírez señala que el proyecto tiene un propósito más amplio, pudiendo crear una hoja de ruta para identificar a los hermanos solares, preparándose para la avalancha de datos que se espera recibir de la sonda Gaia, lanzada al espacio para estudiar millones de estrellas.

Una vez que se hayan identificado más hermanos solares los astrónomos tendrán más información para saber dónde y cómo se formó el Sol. La idea es que el Sol nació de un cluster con 1000 o 100,000 estrellas, este grupo se formó hace más de 4.5 millones de años. Muchas cosas han podido pasar durante todo ese tiempo, las estrellas podrían haber roto sus propias órbitas alrededor del centro galáctico, llevándolas a diferentes partes de la Vía Láctea.

Los datos que pronto se van a recibir de Gaia "no van a limitarse a la vecindad solar", dijo Ramírez sino que proporcionará distancias precisas y movimientos propios de 1 billón de estrellas, lo que permitirá a los astrónomos buscar a los posibles hermanos solares por todo el camino hasta el centro de nuestra galaxia. El número de estrellas que se podrá estudiar aumentará aproximadamente en 10,000.

El análisis llevará su tiempo porque los astrónomos tendrán que trabajar a la manera antigua con el análisis de estrella por estrella, pero para no invertir un montón de tiempo para analizar cada  detalle de cada estrella, se concentrarán en determinados elementos químicos clave que van a ser muy útiles. Estos elementos son los que varían mucho entre las estrellas que tienen composiciones químicas muy similares, estos elementos químicos altamente variables dependen en gran medida, de en qué lugar se formó la galaxia de la estrella. El equipo de Ramírez ha identificado el barrio y el itrium como particularmente útiles.


No hay comentarios :

Publicar un comentario