lunes, 12 de mayo de 2014

El gen de la longevidad podría aumentar el poder del cerebro

Científicos de la Universidad de California y del Instituto Gladstone, demostraron que las personas que tienen una variante del gen de la longevidad, llamado KLOTHO, han mejorado las habilidades del cerebro tales como el pensamiento, el aprendizaje y la memoria, independientemente de su edad, sexo, o si tienen un factor de riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer. El aumento de los niveles de KLOTHO en ratones los hizo más inteligentes, posiblemente por el aumento de la fuerza de las conexiones entre las células nerviosas en el cerebro. El estudio fue financiado en parte por el Instituto Nacional de la Salud.

"Esto podría ser un paso importante en la ayuda a millones de personas en todo el mundo que sufren de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias", dijo  Dena Dubal profesora asistente de neurología de la Universidad de California y autora principal del estudio publicado en Cell Reports. "Si pudiéramos aumentar la capacidad del cerebro, es posible que podamos hacer frente a las demencias."


Al aumentar las expectativas de vida, los efectos del envejecimiento en el cerebro se convertirá en un problema mayor de salud. Esto es especialmente cierto para las demencias, un conjunto de trastornos cerebrales que pueden causar problemas de memoria, fallos en el lenguaje y otros síntomas. Se estima que el número de casos de demencia en todo el mundo se duplicará cada 20 años a partir de 35.6 millones de personas en 2010 hasta 65.7 en 2030 y en 115.4 millones en 2050, por tanto la necesidad de tratamientos es urgente.

Las personas que tienen una copia de la variante del gen KLOTHO, llamado KL- VS, tienden a vivir más tiempo y tienen menores posibilidades de sufrir un derrame cerebral mientras que las personas que tienen dos copias pueden vivir menos tiempo y tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. En este estudio, los investigadores encontraron que las personas que tenían una copia de la variante KL - VS se desempeñaron mejor en una batería de pruebas cognitivas, independientemente de la edad, el sexo o la presencia del gen de la apolipoproteina 4, el principal factor de riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer.

"Este estudio muestra la importancia de los genes que regulan los múltiples procesos del envejecimiento que participan en el mantenimiento de la función cognitiva. La comprensión de los factores que controlan los niveles y la actividad de KLOTHO a través de múltiples sistemas de órganos puede abrir nuevas vías terapéuticas para la prevención del deterioro cognitivo y la demencia relacionada con la edad." Dijo Suzana Petanceska, directora del programa de la División de Neurociencias de la ANR.

Los investigadores probaron una variedad de habilidades cognitivas, incluyendo el aprendizaje, la memoria y la atención. Más de 700 sujetos, de 52 a 85 años de edad fueron evaluados como parte de tres estudios. Ninguno de ellos tenía ningún signo de demencia. De acuerdo con estudios anteriores, de 20 a 25% de los sujetos tenía una copia de la variante KL -VS y un mejor desempeño en las pruebas que aquellos que no tenían copias. El rendimiento sobre las pruebas disminuyó con la edad, independientemente de si un sujeto tenía una o ninguna copia del gen KL -VS.

El gen KLOTHO proporciona el modelo para una proteína producida principalmente por las células de los riñones, la placenta, el intestino delgado y la próstata. Una versión abreviada de la proteína puede circular a través del sistema sanguíneo. Los resultados de este experimento han sido sorprendentes y preparan una  nueva vía de investigación prometedora.

Se cree que el aprendizaje fortalece la comunicación entre las células nerviosas en el cerebro en estructuras llamadas sinapsis. En el hipocampo, muchas sinapsis utilizan un químico llamado glutamato para comunicarse. Los registros eléctricos sugirieron que Klotho hace que sea más probable que estas sinapsis se fortalezcan durante el aprendizaje y la memoria.

Actualmente, los investigadores esperan continuar con sus experimentos para desarrollar un fármaco que eleve los niveles de klotho o imite la función de esta proteína para poder mejorar la memoria y aumentar la función cognitiva no sólo de las personas de edad avanzada, sino de todas aquellas que lo necesiten.


No hay comentarios :

Publicar un comentario