lunes, 5 de mayo de 2014

La radiación del espacio puede provocar daños cerebrales en los astronautas


La radiación puede dañar el cerebro de los astronautas
Un equipo científico de la Universidad John Hopkins en Maryland llegó a la conclusión después de un experimento con ratas (publicado en el Mail Online),  que la radiación puede destruir de manera permanente la capacidad de atención de un astronauta.

No sólo sufren los efectos psicológicos del aislamiento, pero la investigación sugiere que la exposición a la radiación puede dañar significativamente el cerebro. Los científicos creen que esto podría resultar fatal en futuras misiones al espacio profundo, que los astronautas tengan reacciones más lentas e importantes fallos en la atención.

Catalina Davis, una becaria postdoctoral en la Universidad dijo que no querría ver a los astronautas sensibles a la radiación fuera de futuras misiones a la Luna o Marte. Sin embargo, sería conveniente que esos astronautas estuviesen preparados para tomar precauciones especiales a fin de proteger su cerebro , tales como el uso de blindaje adicional o no realizar paseos espaciales .

En la actualidad, los astronautas no están tan expuestos a los efectos dañinos de la radiación debido a que la Estación Espacial Internacional vuela en una órbita suficientemente baja como para que el campo magnético de la Tierra siga proporcionando protección. Pero hace varios años los escáneres cerebrales de los astronautas de la NASA que pasaron más de un mes en el espacio revelaron daños en sus ojos y el tejido cerebral.

Los investigadores usaron imágenes por resonancia magnética para examinar los ojos y el cerebro de 27 astronautas , y encontraron ejemplos de daño cerebral causado por la exposición a la microgravedad del espacio.

Estos daños variaron desde un aplanamiento y abultamiento del globo ocular hasta daños en las conexiones entre el cerebro y la glándula pituitaria - una de las glándulas principales que rigen las funciones corporales. Estando los humanos adaptados durante millones de años a vivir dentro de la presión de la atmósfera y la gravedad de la Tierra , no es de sorprender que el espacio haga estragos en nuestros sistemas.

De hecho, con los astronautas físicamente atrapados entre campos de gravedad conflictivos, baja gravedad y fuerzas centrífugas, probablemente lo más sorprendente sería que sus cuerpos pudieran soportar en el espacio.

Además de las radiaciones están los efectos de la gravedad cero en los músculos, huesos y articulaciones,  que ya se han estudiado ampliamente, pero vivir en el espacio con una exposición prolongada a un ambiente sin gravedad, debilita el sistema inmune y nadie sabe con certeza cómo esto afecta a las células a largo plazo.

Actualmente se está llevando a cabo un nuevo experimento en la Estación Espacial Internacional, llamado Misión Cellbox, que consiste en un grupo de células inmunes, que si bien ya se conoce del deterioro de diversas funciones del sistema inmune en gravedad cero, este experimento está estudiando los fagocitos, que son las células que nos protegen de los cuerpos extraños perjudiciales para nuestro organismo, para saber como funciona su estructura y su metabolismo estando en la Estación Espacial.

No hay comentarios :

Publicar un comentario