lunes, 12 de mayo de 2014

La pérdida de hielo remueve el manto terrestre

Antártida


Un equipo de investigación internacional ha revelado que el manto de la Tierra bajo la Península Antártica presenta una menor viscosidad, debido a cambios químicos o de temperatura, y se mueve a un ritmo tan rápido que está cambiando la forma de la superficie a una velocidad que puede ser registrada por el GPS.

En la superficie, la Antártida es un inmóvil y helado paisaje . Sin embargo, cientos de kilómetros por debajo se está moviendo a un ritmo rápido, según ha demostrado la nueva investigación.

El estudio, dirigido por la Universidad de Newcastle, Reino Unido, y publicado esta semana en Earth and Planetary Science Letters, explica por primera vez por qué el movimiento hacia arriba de la corteza terrestre en el norte de la Península Antártica se produce con tanta rapidez.



Estudios previos habían mostrado que la Tierra está 'rebrotando' en esa zona, debido a la contracción de la capa de hielo en respuesta al cambio climático. Se entendía que este movimiento de la superficie terrestre se debe a una respuesta instantánea, elástica, seguida de una elevación muy lenta a lo largo de miles de años.

15 MILÍMETROS POR AÑO

Pero los datos GPS recogidos por el equipo internacional de investigación han revelado que la superficie en esta región está realmente creciendo a un ritmo extraordinario de 15 milímetros al año,mucho mayor que la que puede explicarse por la respuesta elástica descrita.

Y han demostrado por primera vez cómo el manto por debajo de la corteza terrestre en la Península Antártica está fluyendo mucho más rápido de lo esperado, probablemente debido a los cambios sutiles en la temperatura o la composición química.

Esto significa que puede fluir más fácilmente y así responde mucho más rápidamente que el aligeramiento de carga que se produce cientos de kilómetros por encima, cambiando la forma de la superficie.

La investigadora principal, la estudiante de doctorado Grace Nield, de la Escuela de Ingeniería Civil y Geociencias de la Universidad de Newcastle , explica: "Uno esperaría que este rebote suceda a través de miles de años y en su lugar hemos sido capaces de medirlo en poco más de una década.Casi se puede ver lo que sucede, es simplemente increíble.

"Debido a que el manto está muy activo por debajo del norte de la Península Antártica, responde mucho más rápidamente a lo que está sucediendo en la superficie. Así, mientras los glaciares adelgazan y la carga en esa zona localizada se reduce, el manto empuja la corteza.

"Por el momento sólo hemos estudiado la deformación vertical, por lo que el siguiente paso es observar el movimiento horizontal causado por la descarga de hielo para conseguir una imagen 3-D de cómo la Tierra se está deformando, y utilizar otros datos geofísicos para comprender los mecanismos de la corriente".

Desde 1995, varias plataformas de hielo en la Península Antártica Norte se han derrumbado y provocado la descarga masiva de hielo , haciendo que la Tierra sólida rebrote. La clasificación de datos de siete estaciones de GPS ubicadas en toda la parte norte de la Península Antártica mostró al equipo científico que el rebrote fue tan rápido que la viscosidad del manto superior -o resistencia a fluir- tenía que ser por lo menos diez veces inferior al previsto anteriormente para la región y mucho más más bajo que el del resto de la Antártida.

VOTA ESTE POST EN BITACORAS

FUENTE: Europa Press

No hay comentarios :

Publicar un comentario