viernes, 16 de mayo de 2014

La gran mancha roja de Júpiter se está reduciendo




La característica mancha de Júpiter, la gran mancha roja, que se trata de una gran tormenta en forma de remolino de un tamaño superior a la Tierra, se está reduciendo. Esta gran mancha conocida desde la década de 1930 está cambiando su forma ovalada a otras más circular según estas nuevas y sorprendentes imágenes del telescopio Hubble, que muestran las diferentes dimensiones de esta mancha tomadas en 1995, 2005 y en 2014, y que ha disminuido en varios miles de kilómetros.

La gran mancha roja de Júpiter es una tormenta anticiclónica, con el aspecto de un ojo rojo profundo inmerso en capas de remolinos de color amarillo, naranja y blanco. Los vientos dentro de esta tormenta se mueven a una grandísima velocidad, llegando a varios cientos de kilómetros por hora.

Desde su descubrimiento se calculó que abarcaría unos 41,000 km en su punto más ancho, siendo lo suficientemente grande como para abarcar cómodamente tres Tierras una al lado de la otra. En 1 979 y 1980 los sobrevuelos del Voyager midieron que la mancha había encogido aproximadamente a 23,335 km de ancho. Ahora el Hubble ha descubierto que es más pequeña que nunca llegando a unos 16,500 km de diámetro.

Algunas observaciones de astrónomos aficionados realizadas a partir del 2012, ya habían revelado un notable aumento en la tasa de disminución de la mancha de hasta 1000 km por año. La razón es aún desconocida, aunque puede verse que la tormenta está siendo alimentada por remolinos muy pequeños y se piensa que pueden ser los responsables de la aceleración de los cambios mediante la alteración de la dinámica interna  de la gran mancha roja.

El proyecto ahora de los astrónomos es estudiar los movimientos de estos remolinos al igual que la dinámica interna de la mancha, para determinar cómo se alimenta el vórtice tormentoso.



No hay comentarios :

Publicar un comentario