domingo, 13 de abril de 2014

¿Por qué cubrirse la boca al estornudar?



Al estornudar arrojamos gérmenes y saliva 200 veces más lejos de lo que se pensaba


Un estudio reciente ha descubierto que al estornudar se produce una nube con propiedades gaseosas que ocasiona que las gotas de agua y gérmenes que expulsamos, lleguen 200 veces más lejos de lo que podrían hacerlo por su cuenta. Este artículo fue publicado en el Journal of Fluid Mechanics.

Con el fin de estudiar lo que el equipo llama " eventos espiratorios violentos", se utilizaron cámaras de alta velocidad . La película se ralentizó para poder analizar el tamaño , la velocidad y la distancia recorrida por las gotitas de agua .

En última instancia, el equipo encontró que las gotitas de agua de 100 micrómetros de largo son capaces de ir cinco veces más rápido de lo que antes se predijo . Las gotitas que son 10 micrómetros de largo pueden permanecer en el aire hasta 200 veces más lejos de las estimaciones previas. Esto amplía considerablemente la gama en la que una persona con una enfermedad respiratoria puede infectar a otros.



Son las nubes de gas que rodean a las partículas las que amplían  la distancia a que estas gotitas viajan. La nube se compone de aire del medio ambiente, así como gotitas de agua de quien estornuda . Co -autor John Bush dijo lo siguiente en una nota de prensa:

" Cuando alguien tose o estornuda , se pueden ver las gotas o incluso sentirlas si alguien estornuda sobre tí, pero no puedes ver la nube , la fase de gas es invisible . La función de esta nube de gas es ampliar el rango de las gotitas individuales , en particular las pequeñas.

El no ser consciente de la presencia de la nube de gas , nuestra primera conjetura sería que las gotas más grandes van más lejos que las más pequeñas, y viajan a lo sumo un par de metros , pero al descubrir la dinámica de la nube de gas , hemos demostrado que hay una circulación dentro de la nube - las gotas más pequeñas quedan suspendidas por los remolinos en la nube , y así se asientan más lentamente. Básicamente , las pequeñas gotas pueden desplazarse a una gran distancia por esta nube de gas , mientras que las gotas más grandes caen " .

Gracias a una mejor comprensión de los medios que los patógenos tienen que viajar , el diseño de hospitales , aviones y otros espacios públicos podría ser rediseñado para minimizar la propagación de una enfermedad. Los estudios futuros seguirán trabajando  en la dinámica de fluidos de los estornudos y la tos con el fin de obtener un mejor manejo de las epidemias de patógenos infecciosos en el aire.