miércoles, 23 de abril de 2014

Torres consiguen extraer agua pura del aire



Su diseñador Arturo Vittori dice que su invención puede proporcionar a las aldeas remotas,  más de 25 galones de agua potable por día.

En algunas partes de Etiopía, la búsqueda de agua potable se convierte en una caminata de seis horas. La gente de la región pasan 40 mil millones de horas en un año tratando de encontrar y recoger agua, incluso cuando la encuentran, a menudo no es potable ya que es obtenida de estanques o lagos repletos de bacterias infecciosas, contaminados con desechos de animales u otras sustancias nocivas.

La cuestión es que la escasez de agua afecta a casi mil millones de personas sólo en Africa. Esto ha llamado la atención de grandes filántropos que a través de sus respectivas organizaciones no lucrativas, han invertido millones de dólares en investigación y búsqueda de soluciones.

Los críticos , sin embargo , tienen sus dudas acerca de la integración de estas tecnologías complejas en los pueblos remotos que ni siquiera tienen acceso a un técnico local. Los costos y el mantenimiento podrían hacer que muchas de estas ideas fueran  poco prácticas .


Esta búsqueda de soluciones sirvió de impulso a un nuevo producto llamado Warka Agua, una estructura de bajo costo, fácil de montar y que extrae galones de agua fresca del aire.

La invención de Arturo Vittori , un diseñador industrial , y su colega Andreas Vogler no implica artilugios complicados o hazañas de la ingeniería , sino que se basa en elementos básicos como la forma y el material y la forma en que trabajan juntos.

A primera vista, las , torres en forma de vaso de 30 metros de altura , tienen la apariencia de una instalación como poco,  llamativa . Pero cada detalle, a partir de curvas cuidadosamente colocados a materiales únicos , tiene un propósito funcional.

La carcasa exterior rígida de cada torre se compone de tallos de Juncos ligeros y elásticos , tejidos en un patrón que ofrece estabilidad de cara a fuertes ráfagas de viento mientras que permite que el aire fluya a través . Una red de malla de nylon o polipropileno , cuelga en el interior , recogiendo las gotas de rocío que se forman a lo largo de la superficie. Como el  aire frío se condensa, las gotitas ruedan hacia abajo hasta un recipiente en la parte inferior de la torre . A continuación, el agua  del recipiente, pasa a través de un tubo que funciona como un grifo, el cual provee de agua potable a estas poblaciones .

El uso de malla para facilitar agua potable no es un concepto totalmente nuevo, pero se ha conseguido que produzca más agua, a un costo menor.  Pruebas de campo internas han demostrado que una  Torre Warka de agua puede abastecer más de 25 galones de agua durante el transcurso de un día , Vittori afirma . Él dice que debido a que el factor más importante en la recolección de la condensación es la diferencia de temperatura entre el anochecer y el amanecer, las torres están dando buenos resultados incluso en el desierto , donde las temperaturas , en ese momento, pueden diferir tanto como 50 grados Fahrenheit.

Las estructuras , hechas de materiales biodegradables, son fáciles de limpiar y se pueden levantar sin herramientas mecánicas en menos de una semana, y en cuanto los lugareños sepan como hacerlo, podrán enseñarlo a otros pueblos y comunidades.

En total, cuesta alrededor de $ 500 configurar una torre y un equipo espera instalar 2 torres en Etiopía para el próximo año.

" No es sólo enfermedades  lo que estamos tratando de resolver - dice Vittori. Muchos niños etíopes de las aldeas rurales pasan varias horas al día buscando agua , un tiempo que podrían invertir en actividades más productivas y en educación", dice. " Si somos capaces de dar a la gente algo que les permita ser más independientes , podrán liberarse de este ciclo. "

Fuente: Smithsonian.com