martes, 10 de junio de 2014

Fuentes geotérmicas agravan el deshielo de un enorme glaciar en la Antártida

Glaciar en la Antártida


Twhaites, uno de los mayores glaciares de la Antártida Occdental, no sólo se esta fundiendo por la erosión del agua marina más cálida sino por el calor geotérmico del subsuelo.

Investigadores del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas en Austin (UTIG) informan en la reviosta 'Proceedings' de este fenómeno, que cambia significativamente la comprensión de las condiciones por debajo de la capa de hielo de la Antártida occidental, donde la información exacta ha sido previamente inalcanzable.


El glaciar Thwaites ha sido el foco de mucha atención en las últimas semanas al ser colocado por los científicos en camino al colapso, pero se necesitan más datos y modelado por ordenador para determinar cuando se desencadenará este proceso y en qué medida elevará el nivel del mar. Las nuevas observaciones de la UTIG ayudarán en gran medida al esfuerzo de modelado la capa de hielo.

Usando técnicas de radar para cartografiar cómo el agua fluye bajo las capas de hielo, los investigadores de UTIG fueron capaces de estimar las tasas de fusión del hielo y así identificar las fuentes significativas de calor geotérmico bajo Thwaites. Encontraron que estas fuentes se distribuyen sobre un área más amplia y son mucho más calientes de lo que se suponíaanteriormente.

El calor geotérmico contribuyó significativamente a la fusión de la parte inferior del glaciar, y podría ser un factor clave para que la capa de hielo se deslice, lo que afecta la estabilidad de la capa de hielo y su contribución a la futura subida del nivel del mar.

Se piensa que la causa de la distribución variable de calor bajo el glaciar es el movimiento de magma y la actividad volcánica asociada derivada de la dislocación de la corteza terrestre debajo de la capa de hielo de la Antártida Occidental.

El conocimiento de la distribución de calor debajo del glaciar Thwaites es una información crucial que permite a los modeladores de la capa de hielo predecir con mayor precisión la respuesta del glaciar a la presencia de un calentamiento de los océanos

Hasta ahora, los científicos habían sido incapaces de medir la fuerza o la ubicación del flujo de calor bajo el glaciar. Los modelos actuales han asumido que el flujo de calor bajo el glaciar es uniforme con una distribución uniforme del calor a través de la parte inferior del hielo.

EL AMBIENTE TÉRMICO MÁS COMPLEJO QUE SE PUEDE IMAGINAR

Las conclusiones de Dusty Schroeder y sus colegas muestran que el glaciar se sienta en algomás parecido a una estufa con varios quemadores que distribuyen el calor a diferentes niveles en diferentes lugares.

"Es el más complejo ambiente térmico que se puede imaginar", dijo el co-autor Don Blankenship. Por eso, dijo, conseguir una manija en la distribución del flujo de calor geotérmico bajo la capa de hielo se ha considerado esencial para su comprensión.

La recopilación de conocimientos sobre el glciar Thwaites es crucial para la comprensión de lo que podría suceder a la capa de hielo de la Antártida Occidental. Una salida del glaciar del tamaño de Florida en la ensenada del Mar de Amundsen tiene hasta 4.000 metros de espesor, y se considera un interrogante clave para hacer previsiones sobre el aumento global del nivel del mar.

El glaciar está retrocediendo por efecto del calentamiento del océano y se piensa que es inestable debido a que su interior se encuentra a más de dos kilómetros bajo el nivel del mar, mientras que, en la costa, la parte inferior del glaciar es bastante superficial.

Debido a que su interior se conecta a la gran parte de la capa de hielo de la Antártida Occidental que yace profundamente bajo el nivel del mar, el glaciar se considera una puerta de entrada a la mayoría de la contribución potencial al aumento del nivel del mar de la Antártida Occidental.

El colapso del glaciar Thwaites provocaría un aumento del nivel del mar de entre 1 y 2 metros,con un potencial de más del doble de toda la capa de hielo de la Antártida Occidental.

Según el nuevo estudio, el flujo de calor promedio mínimo geotérmico debajo del glaciar Thwaites está en unos 100 milivatios por metro cuadrado, con puntos de acceso de 200 milivatios por metro cuadrado. En comparación, el flujo de calor promedio de los continentes es de menos de 65 milivatios por metro cuadrado.

"La combinación de flujo geotérmico subglacial variable de calor y su interacción con el sistema de agua subglacial podría amenazar la estabilidad del glaciar Thwaites en formas que nunca antes se habían imaginado", dijo Schroeder.

Fuente: Europapress




No hay comentarios :

Publicar un comentario