martes, 11 de febrero de 2014

¿Hay ríos en las colinas de Marte?

Investigadores de la NASA descubren unas líneas oscuras en pendiente, las señales más fuertes de la existencia de agua líquida sobre la superficie del Planeta rojo




¿Hay ríos en las colinas de Marte?

Las marcas que pueden ser de agua líquida
Marte aparece ante las cámaras de las naves y rovers que escrutinan el planeta a diario comoun lugar seco y árido, un estado en el que parece haberse mantenido durante miles de millones de años. Sin embargo, la nave Mars Reconaissance Orbiter (MRO) de la NASA ha detectado señales «clave» -los científicos creen que es la indicación más fuerte hasta el momento-, de que este mundo podría ser más húmedo de lo que se cree. Si los investigadores están en lo cierto, es posible que exista agua líquida fluyendo por la superficie marciana. Esas señales que parecen tan reveladores son unas líneas oscuras, similares a dedos, que avanzan por algunas laderas cuando las temperaturas suben.
Las nuevas pistas incluyen cambios estacionales correspondientes a los minerales de hierro en esas zonas y un estudio de las temperaturas del suelo. Según los investigadores, esto sugiere que salmueras con un anticongelante de hierro -como sulfato férrico-pueden fluir estacionalmente en estas áreas del planeta, aunque todavía hay otras explicaciones posibles.

Más fuertes en verano

Los investigadores llaman a estos flujos oscuros «recurrentes lineales en pendiente» (RLS, por sus siglas en inglés) y se han convertido en uno de los asuntos más candentes en las reuniones de científicos de Marte. «Todavía no tenemos una prueba irrefutable de la existencia de agua en estas zonas, pero tampoco estamos seguros de cómo este proceso se llevaría a cabo sin agua», apunta Lujendra Ojha, del Instituto de Tecnología de Georgia, Atlanta, autor de dos nuevos informes acerca de estos flujos. En un principio, los descubrió mientras estudiaba en la Universidad de Arizona, Tucson, hace tres años, en las imágenes del experimento HiRISE del Mars Reconnaissance Orbiter. Después, los encontró de nuevo en trece sitios confirmados mediante imágenes del Espectrómetro Compacto de Imágenes de Reconocimiento del mismo orbitador.
Allí encontraron firmas espectrales distintas y coherentes de minerales férricos y ferrosos. «Al igual que los propios flujos, la fuerza de las firmas espectrales varía según las estaciones del año. Son más fuertes cuando hace más calor y menos cuando hace más frío», dice Ojha. Una posible explicación de estos cambios es una clasificación de tamaños de grano, tales como la eliminación de polvo fino de la superficie, lo que podría resultar de un proceso húmedo o uno seco. Otras dos explicaciones posibles son un aumento en el componente más oxidado de los minerales, o un oscurecimiento general debido a la humedad. Cualquiera de ellos podría apuntar al agua.
La hipótesis principal de estas señales es un flujo de agua cerca de la superficie, que se mantiene líquida por las sales, que disminuyen el punto de congelación del agua pura. «El flujo de agua, incluso de agua salobre, y en cualquier lugar en Marte sería un descubrimiento importante, afectando a nuestra comprensión del cambio climático actual en Marte y posiblemente indicando posibles hábitats para la vida cerca de la superficie del Marte moderno», señala Richard Zurek , científico del Mars Reconnaissance Orbiter en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.
La investigación aparece publciada en la revista Geophysical Research Letters.