martes, 25 de febrero de 2014

Los volcanes están mitigando el calentamiento global


El volcán Pacaya en erupción

EMITEN AEROSOLES QUE ENFRÍAN LA ATMÓSFERA

Las erupciones volcánicas en la primera parte de este siglo han enfriado el planeta, según un estudio dirigido por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore. Este enfriamiento compensa en parte el calentamiento producido por los gases de invernadero.

A pesar de los continuos aumentos en los niveles atmosféricos de gases de efecto invernadero, y del contenido total de calor de los océanos, las temperaturas globales promedio en la superficie del planeta y en la troposfera (la parte más baja de la atmósfera de la Tierra) han mostrado relativamente poco calentamiento desde 1998.

Esta llamada "desaceleración o pausa ha sido objeto de considerable atención científica, política y popular. La contribución volcánica a la "desaceleración" es el tema de un nuevo artículo que aparece en la edición del 23 de febrero de la revista Nature Geoscience.

Las erupciones volcánicas inyectan gas de dióxido de azufre a la atmósfera. Si las erupciones son lo suficientemente grandes para añadir dióxido de azufre a la estratosfera (la capa de la atmósfera por encima de la troposfera), el gas forma pequeñas gotas de ácido sulfúrico, también conocidos como "aerosoles volcánicos". Estas gotitas reflejan una parte de la luz solar entrante de vuelta al espacio, enfriando la superficie terrestre y la atmósfera inferior.

"En la última década, la cantidad de aerosol volcánico en la estratosfera ha aumentado, por lo que más luz solar se refleja de vuelta al espacio", dice el científico climático Benjamin Santer , autor principal del estudio. "Esto ha creado un enfriamiento natural del planeta y ha compensado en parte el aumento de la superficie y la temperatura atmosférica debido a la influencia humana".

De 2000 a 2012, las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera han aumentado, como lo han hecho desde la Revolución Industrial. Este cambio inducido por el hombre por lo general hace que la troposfera se caliente y la estratosfera se enfríe.

Por el contrario, las grandes erupciones volcánicas enfrían la troposfera y calientan la estratosfera. Los investigadores informan de que las erupciones volcánicas a principios del siglo 21 han contribuido a este reciente "hiato en el calentamiento", y que la mayoría de los modelos climáticos no han contabilizado con exactitud este efecto.

Los investigadores realizaron dos pruebas estadísticas diferentes para determinar si los recientes erupciones volcánicas tienen efectos que se pueden distinguir de la variabilidad intrínseca del enfriamiento del clima. El equipo encontró evidencia de correlaciones significativas entre las observaciones de aerosoles volcánicos y estimaciones basadas en satélites de la temperatura de la troposfera inferior, así como la luz solar reflejada de vuelta al espacio por las partículas de aerosol.

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS)