viernes, 14 de febrero de 2014

Descubren un ‘supervirus’ capaz de matar al ántrax



El nuevo virus TsamsaEl nuevo virus Tsamsa | Foto: Plosone

EL VIRUS TIENE PREDILECCIÓN POR ESTA TEMIBLE AMENAZA



Un equipo de investigadores ha encontrado en un rincón de África una nueva especie de virus capaz de atacar y matar a una de las bacterias más temidas de la Tierra.


El Bacillus anthracis, causante del ántrax, que afecta tanto a animales como a personas ha sido temido durante décadas como arma biológica. De hecho, sus esporas se utilizaron en una serie de ataques terroristas que sacudieron EEUU días después del 11-S. Por eso el ántrax es aún uno de los objetivos prioritarios de investigación, tanto civil como militar, en un país donde aún se investigan nuevas formas de inmunizar

Esta vez, la nueva esperanza blanca contra el ántrax no viene de un laboratorio de máxima seguridad, sino de uno de los santuarios de vida salvaje mejor conservados de África. En concreto, los científicos aislaron el nuevo virus de cadáveres de cebras muertas por ántrax en el parque Nacional de Etosha, en Namibia.
El hallazgo se sale de lo normal. Para empezar este virus es uno de los más grandes encontrados dentro de su tipo. Además presenta una larga y flexible cola que le ayuda a unirse a la bacteria e inocularle su ADN para replicarse. El virus es un bacteriófago -algo así como un devorador de bacterias- y lo más sorprendente y afortunado es el tipo de comida que consume. En este caso, el Tsamsa, tal y como han bautizado a este patógeno, tiene una especial predilección por el B. anthracis, es decir, el que causa el ántrax, una enfermedad aún común entre animales de África que accidentalmente comen sus esporas del suelo y que en raras ocasiones también afecta a humanos.
Aún no está claro hasta dónde podría llegar el alcance de este descubrimiento. Por un lado, en los últimos años, los bacteriófagos han sido un preciado material de estudio por su potencial para tratar infecciones resistentes a antibióticos, un problema creciente tanto en países desarrollados como en desarrollo. Solo en Europa, las bacterias resistentes a antibióticos causan unas 37.000 muertes cada año, según el Centro Europeo de Control de Enfermedades. Aunque aún es una técnica en pañales, es posible que los virus bacteriófagos puedan ser una nueva arma contra las infecciones bacterianas resistentes.
En cuanto al ántrax, por ahora se desconoce el potencial de este nuevo virus como posible tratamiento en caso de contagio. Lo que sí saben los descubridores del patógeno es que también devora los B. ceres, otro tipo de bacilos que pueden causar intoxicaciones alimentarias.
“Podría usarse este virus para detectar la presencia del bacilo del ántrax, el B. cereus o incluso usarlo como una alternativa a los antibióticos o como descontaminante”, ha explicado Holly Gantz, investigadora de la Universidad de California Davis.En el trabajo, publicado en PLoS One, también han participado científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y la alemana Universidad de Hohenheim.

No hay comentarios :

Publicar un comentario