domingo, 16 de febrero de 2014

¿Cuál será la población mundial en 2050?


Concentración de la poblaciónConcentración de la población | Foto: ExclusivePix

La complejidad de las previsiones demográficas hacen bailar las cifras entre diversos organismos. El constante aumento de la población empuja a una revisión del modelo productivo y de consumo, según los expertos.



La pregunta que ronda a los expertos en demografía es si la población mundial se estabilizará en algún momento. Naciones Unidas, el organismo de referencia en la realización de previsiones sobre la evolución de la población mundial, arrojó en 2004 una primera cifra: 9.000 millones de personas en 2050.
En junio del año pasado la ONU corrigió sus previsiones al alza en un nuevo informe. La población mundial se estabilizará en 11.000 millones de personas, pero ya no en 2050, sino a finales de siglo, un 8% más respecto a los 7.000 millones en 2011.
Para completar el complejo cuadro de la demografía mundial, el Instituto Francés de Estudios Demográficos (INED), que realiza sus propias previsiones en paralelo a Naciones Unidas, prevé en su último estudio 9.731 millones de habitantes en 2050, y entre 10.000 y 11.000 a finales de siglo.
En su informe, el instituto galo arroja que África absorberá un cuarto de la población mundial, América superará los 1.000 millones de habitantes, Asia los 5.000 y Oceanía pasará de 38 a 58 millones de personas. Con un índice de natalidad de 1,6 hijos por mujer, Europa será la única región del mundo que verá disminuir su población, de 740 millones en 2013 a 726 en 2050.
A la incertidumbre sobre la evolución de la población mundial, cuyas correcciones en las previsiones suelen ser al alza, se suma un segundo interrogante, sobre el modelo de producción y consumo que se impondrá de aquí a finales de siglo, en un planeta con las mismas dimensiones y límites que el actual. ¿Se seguirá la pauta de los países industrializados, con una elevada presión sobre los recursos naturales, o se necesitarán políticas económicas más sobrias?
Ante el crecimiento económico de dos dígitos de los países emergentes, algunos especialistas plantean una especie de demografía ecológica, con un nuevo modelo de producción y de consumo que dependa menos de los recursos naturales. “No podemos seguir dependiendo del crecimiento económico para estabilizar de forma indirecta y mecánica la población mundial de nuestro planeta, y para ello se necesitan nuevas políticas”, ha explicado el economista y ensayista Stéphane Madaule en el diario Le Monde.