lunes, 24 de febrero de 2014

Descubren colonias de microbios en momias de mil años



Conservadas en la placa dental, pueden decir mucho acerca de la dieta de nuestros antepasados y de la evolución de las enfermedades dentales más comunes

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto una especie de«Pompeya microbiana» conservada en los dientes de esqueletos de alrededor de 1.000 años de antigüedad. No resulta muy agradable, peroel sarro o cálculo dental, que conserva las bacterias y partículas microscópicas de alimentos en la superficie de los dientes, ha sido clave para el hallazgo, puesto que ha supuesto una «tumba mineral» para las bacterias.

El equipo de investigación descubrió que en la antigua cavidad oral humana portaba numerosos agentes patógenos oportunistas y que la enfermedad periodontal es causada por la misma bacteria hoy en día como en el pasado, a pesar de los cambios importantes en la dieta y la higiene humanas. Además, observaron que el antiguo microbioma oral -los microorganismos que habitan de forma habitual una parte del ser humano-, ya contenía la maquinaria genética básica para la resistencia a los antibióticos más de ocho siglos antes de su invención en la década de los 40.

Además de información sobre la salud , los científicos recuperaron ADN de la placa dental, lo que permite la identificación de loscomponentes de la dieta, como verduras, que dejan pocos rastros en el registro arqueológico .

Dirigidos por la Universidad de Zurich , la de Copenhague , y la de York, la investigación, publicada en Nature Genetics, ha requerido la aportación de 32 científicos de doce instituciones en siete países.

La investigación revela que, a diferencia de los huesos, que pierden rápidamente gran parte de su información molecular cuando son enterrados, la placa crece lentamente en la boca y es capaz de conservar las biomoléculas en mejor estado. «El cálculo dental es una ventana hacia el pasado», dice el profesor Christian von Mering , coautor del estudio en el Instituto Suizo de Bioinformática SIB. «Sabíamos que la placa conserva las partículas microscópicas de comida y otros residuos, pero el nivel de preservación de biomoléculas es notable. Un microbioma enterrado y conservado en una matriz mineral, una 'Pompeya microbiana'».

El estudio también permitirá mejorar la comprensión de la evolución del microbioma oral humano y de los orígenes de la enfermedad periodontal, que provoca cambios distintivos en la dentición y se caracteriza por una inflamación crónica que puede provocar la perdida del diente y el hueso.

Hoy en día, la enfermedad periodontal afecta a más del 10% de la población mundial y se vincula con diversas enfermedades sistémicas, incluyendo la enfermedad cardiovascular, accidentes cerebrovasculares, enfermedad pulmonar y la diabetes tipo II. Aunque es común en los seres humanos animales domésticos y animales de zoológico, la enfermedad periodontal no aparece habitualmente en animales salvajes , lo que lleva a especular que es resultado del estilo de vida del hombre moderno.