martes, 25 de febrero de 2014

Descubren por satélite el colapso de una montaña en Alaska



Utilizando imágenes del satélite Landsat 8, científicos han confirmado un gran deslizamiento de tierra ocurrido en el sureste de Alaska el pasado 16 de febrero.

Las estimaciones preliminares sugieren que el deslizamiento de tierra en las laderas del monte de La Perouse fue de 68 millones de toneladas, lo que le convierte en el mayor fenómeno de este tipo conocido en la Tierra desde 2010.

El instrumento Operational Land Imager del Landsat 8 tomó esta imagen el 23 de febrero. La avalancha de escombros aparece de color marrón claro en comparación con el entorno cubierto de nieve, informa la web del Earth Observatory de la NASA.

El sedimento se deslizó en dirección sureste y se extiende por 4,8 kilometros dando lugar a una mezcla con hielo y nieve. El deslizamiento fue provocado por el colapso de una cara casi vertical de la montaña a una altura de 3.000 metros, de acuerdo con David Petley, geólogo de la Universidad de Durham.

Los científicos de la Universidad de Columbia Göran Ekström y Colin Stark se dieron cuenta de que un deslizamiento de tierra pudo haber ocurrido cuando vieron la evidencia en los datos recogidos por una red de monitoreo de terremotos global. Los sensores detectan las ondas de terremotos: vibraciones que irradian a través de la corteza terrestre debido a los movimientos bruscos de roca, hielo, magma o residuos.

Aunque los sensores de terremotos están sintonizados para detectar ondas sísmicas intensas de periodo corto producidas por deslizamientos repentinos a lo largo de fallas, Ekström y Stark no pudieron determinar la ubicación exacta del desliamiento sobre la base de los datos sísmicos solamente, sino que sólo podían decir que había ocurrido dentro de un área de 25 kilómetros cuadrados.

Para determinar la ubicación, los científicos necesitaban observaciones aéreas y de los satélites. En este caso, la primera confirmación llegó el 22 de febrero, cuando el piloto de helicóptero Drake Olson sobrevoló y fotografió los restos de deslizamientos en 58.542 grados Norte y 137,01 Oeste.

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS)