lunes, 3 de febrero de 2014

Obama responde a la petición de Alejandro Sanz para que EE.UU. apoye la creación de un santuario en el Ártico

El Presidente reconoce personalmente al músico la necesidad de proteger el Ártico en un hecho sin precedentes

Reportaje - Greenpeace, febrero 3, 2014
La campaña de Greenpeace por la protección del Ártico ha llegado hasta la Casa Blanca. El presidente Barack Obama ha respondido al músico Alejandro Sanz, embajador del Ártico con Greenpeace, a la petición de que Estados Unidos apoye a la creación de un santuario en el Ártico.
Obama afirma, en una carta dirigida al músico, que “el Ártico juega un papel crítico en nuestros esfuerzos para hacer frente al cambio climático” y reconoce que “todos somos parte de su protección y conservación”.

Por su parte Alejandro Sanz ha expresado su agradecimiento por el apoyo del Presidente:“Agradezco enormemente al presidente Obama su respuesta positiva a una petición personal en nombre de Greenpeace y de todos los millones de personas que han firmado por la protección del Ártico. Su compromiso representa un espaldarazo enorme para nuestra causa”, ha señalado  el músico.

Greenpeace considera un paso decisivo para la campaña el hecho sin precedentes de que el Presidente Obama reconozca, abiertamente y en primera persona, la importancia del Ártico. Por eso le insta a que tome el liderazgo en su protección y avance en la creación de un santuario ártico, junto al resto de naciones del Ártico. “Es el momento de convertirse en el líder mundial para proteger el legado de las generaciones futuras, como se comprometió al principio de su mandato. El primer paso es cerrar el Ártico norteamericano al petroleo”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña del Ártico de Greenpeace. 

En este sentido el propio Presidente ha declarado que “durante demasiado tiempo ha habido una íntima relación entre las compañías petroleras y la agencia federal que les ha permitido perforar en busca de petróleo. Parece como si los permisos fueran, a menudo, emitidos en base a pocas garantías de seguridad por parte de las compañías petrolíferas.”

Alejandro Sanz viajó con Greenpeace este verano hasta el corazón del Ártico en Groenlandia. Tras ver en primera persona el deshielo acelerado y las amenazas que supondrían las perforaciones petrolíferas le entregó al Presidente, con motivo de una reciente visita a la Casa Blanca, una carta en la que le pedía la adhesión a la “Declaración Internacional por el futuro del Ártico”. Sanz también le expresaba su preocupación por el futuro del Árticoy por las graves consecuencias que podía tener su destrucción para las generaciones futuras. 

Las declaraciones de Obama coinciden con otra buena noticia para el futuro del Ártico. Por segundo año consecutivo, y gracias a la presión mundial y la acción de la justicia, Shell ha decidido poner fin a su programa en Alaska durante 2014. Shell pretendía en 2014 continuar con su programa de perforación en el mar de Chukchi en Alaska, gracias a las licencias de exploración otorgadas por el gobierno norteamericano en 2008 (3). El paso siguiente es que Shell deseche su programa de perforaciones para siempre.

Ya son más de cinco millones de personas en todo el mundo las que se han firmado a la petición de un santuario en el Ártico (200.000 en España). Desde Greenpeace la campaña continúa con fuerza para lograr una protección real del Ártico, del que depende el futuro de todos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario