miércoles, 5 de marzo de 2014

Fríos extremos hacen que el tiempo se pare en las cataratas del Niágara

La segunda ola de frío de este año ha convertido la región de las cataratas del Niágara en un espectáculo de nieve y hielo que atrae a miles de turistas y fotógrafos.


cataratas del Niágara


Por segunda vez durante los fríos invernales en el noroeste de Estados Unidos las cataratas del Niágara se han convertido en casi 170.000 metros cúbicos de hielo, escribe 'Daily Mail'. El efecto es como si el tiempo se hubiera parado y cada gota estuviese detenida para siempre.
cataratas del Niágara

La corriente de agua habitualmente puede resistir los fríos que este año han cubierto la mayor parte del país.
cataratas del Niágara

Pero el lunes 3 de marzo las bajas temperaturas, de menos de 20 grados bajo cero, hicieron que las corrientes de agua se transformasen en gigantescos bloques de hielo.
cataratas del Niágara
 
Fotógrafos de distintas partes del mundo llegaron para tomar imágenes de esta impresionante escultura de la naturaleza.



El deshielo no se espera próximamente dado que según los pronósticos meteorológicos las temperaturas bajas se mantendrán en 17 grados bajo cero en el norte del país y en este atractivo sitio turístico en particular. La última vez que las cataratas se congelaron fue este mismo año a principios de enero.

RT
© REUTERS Mark Blinch