miércoles, 19 de marzo de 2014

Tres “hackers” chinos piratean sistemas operativos Windows y Mac en segundos

Shanghái (China) (EFEfuturo).- Tres piratas informáticos chinos formados en Shanghái, de los conocidos como “white hat hackers” (“piratas de sombrero blanco”, es decir, bien intencionados), lograron piratear los sistemas operativos de Windows y Mac en cuestión de segundos durante un concurso internacional.
<p> EFE/J.L. Pino</p>
EFE/J.L. Pino
Su ciudad llama la atención porque, casualmente, en Shanghái se encuentra la unidad de inteligencia informática del Ejército chino que, según acusaciones de EEUU, y en colaboración con centros universitarios locales, llevó a cabo numerosos ataques de espionaje virtual contra entidades y empresas estratégicas estadounidenses.
A pesar de la coincidencia, en esta ocasión se trata sólo de un equipo formado por tres jóvenes chinos apasionados de la informática, que ganaron dos premios en el concurso de pirateo Pwn2Own que se acaba de celebrar en Vancouver (Canadá), según recoge hoy la prensa local de Shanghái.
Chen Liang, Wu Shi y Zhao Zeguang lograron este fin de semana entrar en 15 segundos en el explorador Safari del sistema operativo Mac X Mavericks 10.9.2 de Apple, y en otros 20 segundos en el lector Adobe Flash del sistema Windows 8.1, y además fueron el único equipo participante que logró cumplir el objetivo en ambas pruebas.
Por ambas hazañas se llevaron en total 140.000 dólares en premios (100.712 euros), además del honor de ser el primer equipo en lograr piratear un sistema operativo de Mac desde 2011, según sus compañeros en la empresa shanghainesa Keen Cloud Tech, fundada por Chen y Wu.
Los ganadores anunciaron que entregarán parte del dinero conseguido a las familias de los afectados por la desaparición del vuelo MH370 de Malaysian Airlines y del ataque con cuchillos que dejó 29 muertos hace dos semanas en la ciudad de Kunming (suroeste), que las autoridades chinas atribuyen al terrorismo islámico uigur.
Los tres ganadores, que lograron su hazaña tras una ardua preparación en los días precedentes, son graduados universitarios de Shanghái y rondan los 30 años.
El jefe del equipo, Chen Liang, estudió incluso en dos de las universidades más prestigiosas del país, las shanghainesas Jiaotong y Fudan, tras lo que trabajó para Microsoft durante años.
La prensa china reveló el año pasado que varios profesores de Jiaotong firmaron investigaciones conjuntas con miembros de la Unidad 61398 del Ejército Popular de Liberación chino (EPL), la entidad que fue acusada en febrero de 2013 de lanzar ciberataques contra EEUU durante años.
Se conocen al menos tres documentos de investigación académica sobre asuntos de guerra informática firmados por profesores de Jiaotong e investigadores de esa unidad del EPL, ubicada en Gaoqiaozhen, en el apartado distrito suburbano shanghainés de Pudong.
La información parece confirmar la colaboración entre la Escuela de Ingeniería de Seguridad de la Información (SISE) de Jiaotong y esa polémica unidad militar, especializada en defensa e infiltración informática.
A pesar de esta relación, no hay ninguna prueba de que el personal de Jiaotong trabajase con nadie involucrado directamente en operaciones de ciberespionaje, ya que de hecho tampoco se ha demostrado por ahora, aunque parezca probable, que esa unidad del ejército sea la responsable de años de ataques a firmas de EEUU.
Esas acusaciones fueron publicadas por la empresa estadounidense de seguridad informática Mandiant, que registró los ataques desde 2006, y que aumentaron a partir de 2010, contra empresas y entidades de una veintena de sectores en EEUU, desde contratistas militares hasta plantas químicas y firmas de telecomunicaciones.
China negó repetidamente que haya apoyado ese tipo de ataques, y aseguró que de hecho es víctima de numerosos ciberataques desde EEUU. EFE