jueves, 6 de febrero de 2014

La Antártida iguala a Groenlandia en su impacto en el aumento del nivel del mar

EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Un estudio internacional aporta nuevos cálculos sobre la contribución del deshielo del continente en el aumento del nivel del mar a partir de la observación del glaciar de la isla de Pinos.

Deshielo de los polos


El glaciar de la isla Pinos, en la Antártida, seguirá encogiéndose en los próximos años. Es la conclusión de un estudio internacional sobre la evolución del clima, que sitúa el continente helado al mismo nivel que Groenlandia como clave para entender la evolución del cambio climático.

Los estudios publicados en los últimos años avanzan que la Antártida podría convertirse en los próximos años en la principal causa del aumento del nivel del mar por el ascenso de las temperaturas, por delante de Groenlandia, una tesis hasta ahora controvertida entre los científicos. Pero los algunos climatólogos ya están de acuerdo en que la Antártida contribuyó en el pasado en algunos episodios de aumento del nivel del mar.

El glaciar de la isla Pinos ha perdido unas 20.000 toneladas de hielo anuales entre 1992 y 2011, de un total de 65.000 toneladas del casquete glaciar antártico durante el mismo periodo, según publican este mes los investigadores del panel intergubernamental para Cambio Climático en la revista Nature Climate Change.

Los científicos del grupo intergubernamental han comparado las observaciones sobre el glaciar con tres modelos de simulación digital, y concluyen que la enorme masa de hielo ha perdido 20.000 toneladas anuales en los últimos veinte años, lo que sitúa la isla de Pinos como una de las principales causas del aumento del nivel del mar provocado por el cambio climático. Según estos mismos modelos, el retroceso del glaciar será irreversible durante los próximos 50 años, con una pérdida de entre 60.000 y 120.000 toneladas de media hasta el año 2060.

El estudio es importante porque llega en un momento de mayor precisión de estos modelos de cálculo, que eran aún muy imperfectos hasta principios de esta década. Ahora, ya tienen en cuenta elementos como la ruptura del hielo en los bordes del glaciar, una información que hace más fiables los elementos observados.

Esta pérdida de hielo aumentará el nivel del mar, y si las cifras de estos científicos se confirman, solo el retroceso del glaciar de la isla de Pinos podría elevar el nivel de los océanos entre 3,5 milímetros y un centímetro en los próximos veinte años.

Los investigadores concluyen que el nivel de pérdida de la masa de hielo del glaciar será de unos 40 kilómetros, teniendo en cuenta la línea que separa la parte que reposa sobre la roca y la que flota sobre el mar. Esa frontera sirve de indicación para determinar la cantidad de hielo que descansa sobre el agua, contribuyendo a aumentar el nivel del mar.

Según los científicos, a medida que esa barrera retrocede, la cantidad de hielo a la deriva aumenta, y de ese modo mayor es la contribución del glaciar al aumento del nivel marino.