domingo, 6 de julio de 2014

Las arenas del Sahara en movimiento

Las arenas del Sahara en movimiento
NASA images by Norman Kuring, NASA’s Ocean Color web. Caption by Adam Voiland.

Un pedazo de África-en realidad un montón de ellos, comenzaron a llegar a las Américas en junio de 2014. El 23 de junio, un largo río del polvo de África occidental comenzó a empujar a través del Océano Atlántico con los vientos del este. Una semana más tarde, la afluencia de polvo está afectando la calidad del aire tan lejano como el sureste de Estados Unidos. 

Esta imagen compuesta con datos de la Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) on Suomi NPP, muestra las partidas de polvo al oeste, hacia América del Sur y el Golfo de México el 25 de junio de 2014.

El polvo fluyó más o menos paralelo a una línea de nubes en la zona de convergencia intertropical, un área cerca del ecuador, donde los vientos alisios se juntan y la lluvia y las nubes son comunes. En las imágenes capturadas por el Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS), el polvo que parece provenir de Mauritania, Senegal y el Sáhara Occidental, aunque algunas de ellas pueden tener su origen en los países más al este. 

Polvo del Sahara tiene una serie de impactos sobre los ecosistemas a favor del viento. Cada año, los eventos de polvo como el ilustrado aquí entregan unos 40 millones de toneladas de polvo del Sahara en la cuenca del río Amazonas. Los minerales en el polvo reponen los nutrientes en los suelos de la selva tropical, que continuamente se agotan por torrenciales lluvias tropicales. La investigación se centró en los suelos de turba en los Everglades que muestran que el polvo africano ha estado llegando regularmente al sur de Florida desde hace miles de años.

En algunos casos, los impactos son perjudiciales. La afluencia de polvo del Sahara, por ejemplo, puede tener un impacto negativo sobre la calidad del aire en las Américas. Y los científicos han relacionado el polvo africano a los brotes de determinadas formas de proliferación de algas tóxicas en el Golfo de México y el sur de la Florida. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario